Texto 11 Ene Escaladas del 2012.

Después de llevar un año y medio entrenando en el plafón, y haber hecho poco de deportiva y algo de bloque, se puede decir que en el año 2012 empecé a escalar en roca. Así que aquí va el resumen de mi primera temporada de rock climbing!!

Empecé el año blocando como no podía ser de otra manera, la mejor época para el bloque, bajas temperaturas y gran adherencia en el granito, y haciendo todo un clásico de El Escorial “Karmita” (6C/6C+, V3/V4):

El invierno de 2012 fue muy seco y nada frío, lo que me permitió empezar a practicar deportiva con regularidad, perdiendo el miedo a volar y empezando a coger soltura en esta disciplina que hasta entonces había estado un poco abandonada para mi. El Vellón (vías cortas y desplomadas, muy explosivas) en Madrid se convirtió en mi escuela habitual y, allí probé y encadené mi primer 6b y 6b+ a vista. El segundo o tercer día que nos acercamos por allí (aun no andaba muy suelto y nada bien de coco) probé “El rastro del caracol” (7a, 5.11d) en top rope, y no tenía mucho color. Sin embargo, me animé a darle un pegue abriéndola desde abajo y para mi sorpresa y la de todos la encadené al primero (supongo que la motivación y el miedo me hicieron chapar la cadena). ¡Me había saltado el 6c, quién lo iba a decir!. Alguna foto de aquel día (10-2-2012): 

¡Pero no todo va a ser escalar! En marzo saqué las botas y guardé  los gatos para aprovechar la poca nieve que calló y hacer algo más de motaña. Aquí en Gredos, haciendo el Casquerazo, una canal de nieve muy disfrutona:

¡Pero nunca me puedo controlar y acabo por subirme a alguna piedra!

Llegó la primavera, y con ella días los días se hacían más largos lo que nos permite acercarnos a trepar un rato entre semana por la tarde, después de salir de clase o del curro, abandonando un poco el plafón. Así, en Abril, un viernes por la tarde nos acercamos a la escuela más cercana de Madrid, El vellón, y me hice con “Muerte al patrón” (7a, 5.11d) una vía cuya secuencia directa es "Vota si te brota" (7b, 5.12b), por lo que al bajar de Muerte al patrón vas viendo los pasos de Vota. Me parecieron muy guapos y factibles. Decidí que al día siguiente (21-4-2012) iría a por ella. Así que la mañana de lo que fue un muy muy buen (y completo) día la pasé trepando, y lo que es mejor, ¡escalando mi primer 7b, 5.12b al segundo o tercer pegue! (creo que la hice tan rápido porque tenía que irme pronto, ya que tenía que celebrar mi cumpleaños, aunque no fue mala forma de empezar las celebraciones jejeje). Una pena que no tenga fotos de aquella mañana.

En mayo para celebrar el fin de las clases, nos fuimos a pasar unos días blocando a una de los mejores escuelas de Europa y del mundo: Albarracín. Ya había estado otras dos veces, pero Albarra siempre tiene cosas por descubrir, un sitio realmente encantador. Las temperaturas en esa época del año solo dejan disfrutar de los bloques, encandenar cosas duras es complicad por el tacto de la roca sobre todo. Algunas fotos de Albarra, de este y otros viajes:

En junio con las vacaciones, llegó la época de ir pasando noches fuera de casa en diferentes escuelas como la Pedriza o Tamajón y sobre todo Hoyamoros. Tamajón es una escuela (sobre todo de boulder) de caliza, algo extraño en la zona centro, donde abunda el granito. Buenos bloques y un sitio bastante bonito y sobre todo cómodo. Dándole al clásico del lugar, “El método” (7A, V5):

Pero el descubrimiento del verano fui sin duda Hoyamoros. Una escuela de alta montaña en Ávila para huir del calor. A más de 2000 metros y con una aproximación de unas dos horas con el crash pad a hombros, hacen de Hoyamoros el lugar que reúne a los más fanáticos de la península en verano haciendo que tenga un ambiente super bloquero en un entorno precioso y además con bloques de gneis de mucha calidad. Mirad, mirad: 

Además, aquí hice mi bloque más duro hasta la fecha, "Brutal total" (7A+, V6):

Después de castigar la piel con tanto bloque y tanto granito, el resto del verano fue más relajado, un poco de cuerda con los amigos para que probaran un poco que es esto de subirse por las paredes. Con ellos me animé a dar un par de pegues “Mariano el mentiras” (7b+, 5.12c), una vía de dinámicos a romos muy aleatoria. Ahora es la buena época para probarla, a ver si en breve puedo ir a por ella.

Con el fin de las vacaciones, empezó de nuevo el entreno en el plafón, a recuperar la forma que perdí después de dos meses sin entrenar. Volví a salir a la roca en octubre-noviembre, conociendo dos nuevas escuelas: Colmenar y la Cabrera. En la Cabrera hice el flash de bloque más duro hasta ahora "Las cuchillas" (6C+, V4)

En noviembre hicimos la última visita a Albarracín del año (a pesar de algunos contratiempos) el tiempo respetó pero yo di el susto del viaje por hacerme daño en los tendones al coger y retorcer el bidedo de “La rampa” en Península. La cosa no fue a más pero aun tengo molestias. 

Antes de dejar 2012 volví a la Pedriza a reconciliarme con sus bloques que la última vez que fui no me dejaron muy buen recuerdo, ya que era la primera vez que blocaba y ni mi meneé!!

Y a pesar de todas las vueltas y todas las cosas que pasaron este año, lo acabé igual que empecé: blocando en ese sitio que a mi me parece tan mágico, El Escorial. Parece que hay cosas que nunca cambian. Estuvimos en Cetaceos, provando blocazos como “Zaida” (7A, V4) o “El refugio” (7A+, V5) y que ya habrá que encandenar en 2013.

Esperemos que 2013 no deje al menos tan buenos encadenes como 2012, y sobre todo que lo pasemos igual de bien por el monte!! A MUERTE!!!


Design crafted by Prashanth Kamalakanthan. Proporcionado por Tumblr.